Sports

Transición compleja Cabeza de Vaca-Américo


La transición hace seis años fue de terciopelo. El último gobernador priista de Tamaulipas, Egidio Torre Cantú, entregó felizmente el poder al panista Francisco García Cabeza de Vaca.

Para nadie era un secreto que el constructor nunca simpatizó con el proyecto de su compañero de partido, Baltazar Hinojosa, y apostó por su adversario del PAN para el relevo.

La historia no escrita dice que quien ayudó a detonar la caída del PRI en Tamaulipas fue el ex secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, aprovechando el hartazgo ciudadano hacia su propio partido.

A la semana siguiente de la elección, Egidio y Cabeza de Vaca comieron en un restaurante de Victoria y se empezó a acordar la entrega-recepción.

Todo fue miel sobre hojuelas y Egidio vive feliz en Nuevo León, adonde nunca se le molestó, pues sería Eugenio Hernández el objetivo.

Evidentemente, seis años después, las circunstancias son muy distintas, pues el político que hizo historia al echar al PRI del poder, hoy no reconoce el triunfo de su sucesor.

Américo Villarreal Anaya está haciendo también historia en la entidad, al haber obtenido el voto mayoritario de los tamaulipecos para ir a una segunda alternancia, y encabezar un gobierno que, por primera vez, será de izquierda.

César Verástegui, su adversario en la pasada contienda, busca la nulidad de los comicios; hay una resistencia total a aceptar los resultados.

Serán los magistrados del Trieltam y del Tepjf quienes tengan que hacer a un lado sus filias y fobias para resolver conforme a derecho.

Estos tres meses que faltan para el arranque del nuevo sexenio están marcados también por una resolución pendiente en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, donde se juega el futuro inmediato del gobernador saliente.

Se tienen que resolver dos controversias constitucionales y determinar si Cabeza de Vaca tiene fuero o no.

El abogado José Ortiz Rosales dice que si los ministros le dejan el blindaje “se van a desprestigiar” porque constitucionalmente fue desaforado.

Pero si se lo retiran, puede ser detenido y se complicará aún más la transición, así que lo más sano es dejar las cosas como están.

La única certeza es que Tamaulipas se encamina a una transición compleja. _



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close