Politics

México salpica sangre de tantos muertos, dice CEM


A la indignación por el asesinato de los jesuitas Javier Campos y Joaquín Mora, y el guía de turistas, Pedro Eliodoro Palma -registrado al interior del templo de la comunidad de Cerocahui, municipio de Urique, Chihuahua– ayer aumentaron las voces que llamaron a revisar la estrategia de seguridad de país.

El secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Ramón Castro Castro, dijo que los índices de violencia y sus estructuras de muerte se han desbordado e instalado en nuestras comunidades desfigurando a la persona humana y destruyendo la cultura de paz.

“Esta realidad de violencia nos golpea. México está salpicando sangre de tantos muertos y desaparecidos, entre ellos 27 sacerdotes, incluidos los padres jesuitas que han sido asesinados”, subrayó.

En ese sentido, dijo esperar “una respuesta a la altura de las circunstancias, por parte de las autoridades civiles de todos los niveles, ya que es responsabilidad de quienes gobiernan procurar la justicia y favorecer la paz y la concordia”.

Previamente, la CEM señaló que el plan anticrimen ha “fracasado”, por lo que convocó a un diálogo nacional que permita lograr la tranquilidad.

“Es tiempo de escuchar a la ciudadanía, a las voces de miles de familiares de las víctimas, de asesinados y desaparecidos, a los cuerpos policiacos maltratados por el crimen(…) a los académicos e investigadores, a las denuncias de los medios de comunicación, a todas las fuerzas políticas, a la sociedad civil y a las asociaciones religiosas”, precisó en un comunicado.

A su vez, el arzobispo de Guadalajara, cardenal José Francisco Robles, afirmó que “el abrazos no balazos es un mensaje de impunidad” y que los asesinatos de los curas demuestran una estrategia fallida.

“Ellos no entienden de abrazos, ellos solamente saben de balazos, y no estoy diciendo con esto que el Gobierno tiene que tomar la estrategia de echarles balazos a esta gente, no, sencillamente de llevarlos ante la ley”.

DAN ADIÓS A PEDRO PALMA

En tanto, este jueves concluyó la identificación de las tres víctimas por parte de la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús y familiares de Pedro Palma.

Ayer, arribó el cuerpo del guía a la capital chihuahuense donde fue velado en la funeraria Mausoleos Luz Eterna. Este viernes se le dará el último adiós con una misa en la capilla de Mausoleos Santo Cristo de la Esperanza.

Se prevé que este sábado se realice una ceremonia de cuerpo presente para los jesuitas Javier Campos y Joaquín Mora, en el Templo Sagrado Corazón de Jesús, también en la capital.

El clérigo de Creel, Javier Ávila, confirmó -en una entrevista con 24 HORAS– que la noche se realizaría una reunión con el provincial Luis Gerardo Moro para definir el plan a seguir en las exequias de los sacerdotes.

CITA:

Esta realidad de violencia nos golpea. México está salpicando sangre de tantos muertos y desaparecidos, entre ellos 27 sacerdotes, incluidos los padres jesuitas que han sido asesinados”
Ramón Castro
Secretario general del Episcopado Mexicano

 

Cae primo de El Chueco por crimen en Cerocahui


Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Chihuahua detuvieron a César Iván N, primo del líder delincuencial Jose Noriel Portillo, El Chueco, señalado de asesinar a dos sacerdotes jesuitas y un civil en Cerocahui, Chihuahua. 

En un comunicado, la dependencia estatal detalló que en el operativo, instrumentado junto con la Secretaría de la Defensa Nacional y la Guardia Nacional, también se detuvo a Humberto N. 

Ambos fueron aprehendidos en posesión de dos armas largas, una corta y droga, cuando viajaban en un vehículo en una brecha de terracería del seccional de Cuiteco.

LEG



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close