Considerada la “boda del año”, el campeón de box se casó el 15 de mayo en una ceremonia privada en Punta Mita, México. Una boda por el civil que reunió a sus amigos y familiares más cercanos. Para ese día tan especial, Fernanda eligió un vestido del diseñador mexicano Benito Santos, era de corte recto, hombros descubiertos y mangas largas en el cual destacó la pedrería que la hizo lucir radiante. Para el peinado, la modelo optó por una coleta trenzada y una discreta tiara que le dio un look nupcial muy chic. El pugilista mexicano eligió un traje de lino color beige que combinó con una camisa blanca y zapatos café. Sus invitados disfrutaron de una lujosa recepción en el salón que fue adornado con cientos de flores blancas, vajilla a juego y copas que lucieron en las mesas con espejos.