Entertainment

Enrique Cervantes Bravo y Jorge Ramírez Purata fundan la Clínica de la Fertilidad


Enrique Cervantes Bravo y Jorge Rodríguez Purata se entrenaron y conocieron en el Hospital Monte Sinaí de Nueva York, ahí realizaron sus especialidades en endocrinología ginecológica, reproductiva e infertilidad, en 2019 crean un centro de Fertilidad para pacientes en la Ciudad de México.

Por Cecilia Morales Andere
Fotos Einar González

Clínica de la Fertilidad

Después de realizar estudios en especialidades en Estados Unidos, los dos médicos tomaron rumbos distintos, Jorge Martínez Purata decidió ir a Barcelona y dedicar siete años de trabajo en el Instituto Dexeus como adjunto del servicio del departamento de Medicina de la reproducción y jefe del servicio de enodcrinología, mientras que Enrique Cervantes Bravo regresó a México con la finalidad de crear la Clínica de la Mujer. La comunicación, entre ellos, nunca se perdió.

“Nos dimos cuenta que mucha gente de México iba a buscar opciones en tratamientos de fertilidad a Estados Unidos, justo por la sensación -del paciente- de la falta de tecnología y calidad en los tratamientos. En una de nuestras pláticas llegamos a la conclusión que un país como México requería tecnología de punta, así decidimos unir esfuerzos y analizamos las necesidades de nuestro país, no era solo traer un microscopio nuevo, sino que con nuestros conocimientos en tecnología reproductiva moderna la quisimos plasmar en un centro diferente y estructura que dispone Estados Unidos, así se dan las primeras ideas de lo que hoy es la Clínica de la Fertilidad”. Afirma Jorge Ramírez Purata.

Durante la estancia de Ramírez Purata en Barcelona, trabajó de la mano con la Doctora María José, “Fina”, Gómez Cuesta, sus credenciales en embriología y experiencia son amplias por lo que Ramírez Purata no dudó en invitarla a formar parte como directora del laboratorio de CdelaF -como se le conoce a la Clínica de la Fertilidad- . Lo que quisimos hacer fue una réplica de su práctica en Barcelona, sumándole lo que los dos médicos aprendieron en Nueva York, implementarlo aquí para que los mexicanos no tengan que salir de su país y gastar el tiempo que dejas de trabajar para realizar los procesos y tratamientos previos a la transferencia de embriones, así, también se ahorrarían de traslados, hospitalidad, etcétera.

Jorge Rodríguez Purata y Enrique Cervantes Bravo.
Jorge Rodríguez Purata y Enrique Cervantes Bravo.

¿Qué es la medicina reproductiva?

Jorge Ramírez Purata: Hoy día no se enfoca solo a pacientes con infertilidad, ahora también se realizan tratamientos preventivos, como manera de tratante y de prever el futuro para establecer una planificación familiar.

¿Qué tipos de servicios brinda la Clínica de la Fertilidad?

Enrique Cervantes Bravo: Trabajamos sobre tres pilares. Uno es el de los pacientes con problemas de infertilidad -se considera así cuando buscan un embarazo por más de un año sin lograrlo-, ahí es donde entra la medicina reproductiva.

El segundo sería en pacientes que tienen una enfermedad genética y hereditaria, alguna translocación en sus cromosomas y la tercera es la prevención y conservación de óvulos, hoy en día, para tener un seguro de óvulos, lo que les permite a las mujeres planear su maternidad y hacerlo con mejores posibilidades.

¿A partir de qué edad la calidad del óvulo disminuye?

JRP: Los estudios demuestran que después de lo 35 años -no todas las mujeres son iguales-, pero si hablamos de un estándar en general, nuestro punto de corte podemos definir es joven reproductivamente bajo esta edad y después ya se considera avanzada reproductivamente, por lo que -de preferencia- aconsejamos congelar óvulos antes de este tiempo, sobretodo por la calidad, no es que después no se pueda, lo que va cambiando con la edad es la proporción de óvulos buenos.

Jorge Rodríguez Purata.
Jorge Rodríguez Purata.

¿Cómo influyen la alimentación y la nutrición?

JRP: Trabajamos con una nutricionista, que nos enseña a particularizar a cada paciente, no es lo mismo un paciente que tiene ovario poliquístico, a la paciente con endometriosis, Como doctores, nos enfocamos mucho en resolver el problema y otras áreas como acupuntura, psicología y la parte psicológica dentro del proceso.

¿Se puede garantizar la carga genética en el tema de enfermedades?

ECB: Si, gracias a la fertilización in vitro se puede realizar. En las enfermedades autosómicas dominantes -cuando el 50 por ciento de la familia las van a expresar o no lo va a expresar-, y las autosómicas recesivas, cuando los dos padres son portadores de la misma enfermedad.

Enrique Cervantes Bravo.
Enrique Cervantes Bravo.

 

En el cáncer, como ejemplo, que se considera -en algunos casos- autosómica dominante, se realiza un análisis genético de la persona que tiene identificada esa mutación genética y observamos el gen alterado; a través de un análisis genético del embrión, por medio de fertilización in vitro, se selecciona una pequeña célula a cada uno de los embriones para observar en un panel que no disponga de ningún síndrome, que no tenga alteración cromosómica, y posteriormente esa enfermedad monogénica o ese gen afectado, lo único que hacemos es selección de embriones para transferir los que sabemos son los sanos.

Del momento que llega el paciente a  CdelaF a que se hace la transferencia del embrión, ¿cuánto tiempo transcurre y cómo es el proceso de la fertilización?

Es importante que las personas sepan que es rápido. Lo que hacemos nosotros es una primera entrevista para realizar el diagnóstico, solicitamos ciertos estudios para tener el diagnóstico y de que se obtiene a que se transfiere el embrión pasan 6 semanas.

El primer proceso consiste en la estimulación ovárica -10 días en los que revisamos a la mujer cada dos días-, durante este tiempo se prescriben ciertas proteínas que ayudan a que sus óvulos se estimulen un poco más para generar una reserva ovárica en la que crezcan aproximadamente entre 12 y 15 que es el número que extraemos del cuerpo por medio de un proceso muy simple que se llama aspiración folicular.

Los óvulos se le entregan a Fina y con mucha tecnología en el laboratorio se unen con una inyección de espermas, de ahí pasan cinco días en el laboratorio. Al finalizar este término se toma una micro muestra célula para el análisis, esos embriones se tienen que transferir en un útero, ahora, gracias a la tecnología, se crían, por medio de nitrógeno líquido a menos 196 grados.

El análisis genético llega en menos de una semana y aprovechamos estas horas para realizar un estudio de microbiota e histerescopi a para confirmar que el sitio en el que coloquemos al embrión se encuentre en las mejores condiciones, después se realiza la preparación endometrial -por dos semanas- para crecer el endometrio y realizar la transferencia.

Te puede interesar: LAS CARAS DEL EMPRENDIMIENTO: MANUEL CANGAS Y MAIRON SANDOVAL

Maitane Alonso de Mendieta.
Maitane Alonso de Mendieta.

 

María José "Fina" Gómez Cuesta.
María José “Fina” Gómez Cuesta.

 

Te puede interesar: 5 MANERAS PARA MANTENER TU CEREBRO JOVEN, ACTIVO Y SALUDABLE



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close